Estás usando un navegador obsoleto

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

logo-up logo-up-mobile
Acceso Banca online

¿Qué tipos de cuentas y de depósitos existen?

DEPOSITOS-CASTTodas son figuras de ahorro, pero no todas son iguales. Nos acostumbramos a escuchar hablar de ellas pero, en ocasiones, no comprendemos exactamente cuáles son sus diferencias. Por eso, queremos hablarte de las cuentas y los depósitos, que han sido la base del negocio bancario porque es donde nuestra clientela deposita principalmente su dinero. Decimos principalmente porque también existen otras figuras como fondos y planes de pensiones, por ejemplo, pero de eso hablaremos otro día. Hoy, esperamos aclararte algunos conceptos básicos sobre cuentas y depósitos.

Cuentas y depósitos: ¿cuál es la diferencia?

En principio, la diferencia reside en la disponibilidad del dinero. En una cuenta, el dinero está disponible cuando queramos sacarlo, aunque en las cuentas de ahorro puede haber ciertas restricciones. En un depósito, el cliente entrega una cantidad a la entidad bancaria para un período de tiempo y a cambio de una remuneración que se cobra, bien al terminar el plazo o en varias fracciones. Retirar el dinero antes suele suponer el pago de una penalización.

Segunda gran clasificación: cuentas de ahorro, corrientes y de crédito

Las cuentas corrientes (también llamadas depósitos a la vista) permiten tener un dinero ingresado que se puede recuperar en cualquier momento. La entidad nos da un servicio de caja que consiste en permitir pagos y cobros, hacer transferencias o domiciliar recibos, por ejemplo. Algunas de estas operaciones están sujetas a comisiones y, aunque no es lo habitual, se pueden pagar intereses por el dinero depositado. La remuneración es más habitual en las cuentas de ahorro en las que, a cambio, la disponibilidad del dinero es algo menor.

El tercer gran tipo de cuenta lo constituyen las cuentas de crédito. En este caso, la entidad pone un dinero a disposición del negocio, empresa o persona que la haya solicitado y que puede hacer uso de ese capital según sus necesidades de financiación, hasta el límite que se haya negociado y durante un período determinado. Hay situaciones de financiación, normalmente a plazo corto o medio, en las que resultan extremadamente útiles porque solo se pagan intereses del dinero que se utiliza.

Todo tipo de cuentas

Una vez hecha esa distinción, tenemos muchas otras clasificaciones. Existen cuentas de ahorro específicas para niñas y niños, por ejemplo, y cada vez son más frecuentes las cuentas online. También son comunes las cuentas específicas para personas que trabajan por cuenta propia y para negocios o empresas o las asociadas al ingreso de una nómina.

Entre las cuentas de ahorro, la diferencia más importante reside en el pago de intereses, dependiendo de si son a interés fijo (lo más habitual) o variable.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Suscríbete

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Aviso de cookies

En nuestra web utilizamos cookies cuando visita las páginas. Sirven, entre otras cosas, para reconocer su navegador, el idioma elegido u otros elementos configurables, que le permiten navegar con normalidad por la web. Leer más.

X