Estás usando un navegador obsoleto

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

logo-up logo-up-mobile
Acceso Banca online

Chatbots o programas de voz: ¿hemos conseguido el sueño de hablar con los ordenadores?

Chatbots o programas de voz: ¿hemos conseguido el sueño de hablar con los ordenadores?

Es 1997 y estamos viendo Friends. En el capítulo de esta semana, hay varias secuencias protagonizadas por un millonario grandullón llamado Pete Becker, una especie de Bill Gates o Steve Jobs que se ha hecho rico con el negocio de las tecnológicas. Esa noche tiene una cita con Mónica y para impresionarla le habla de una de las grandes apuestas de su empresa: ordenadores que reconocen la voz. “Muy pronto, podrás decirles cualquier cosa y te entenderán. ‘Limpia los platos’ o ‘pasa la aspiradora’. No podrá hacer ninguna de esas cosas pero sabrá lo que significan”. El chiste nos vale para hablar de los chatbots o programas de voz y de un futuro que ya es presente.

Una interfaz actualizada

Eso es lo que son, en esencia, los programas chatbot. Otra manera de decirle al ordenador lo que queremos. Hace unas décadas, cuando queríamos que un ordenador hiciera algo, teníamos que escribir esa orden. Eran los tiempos de los sistemas operativos MS-DOS y escribir esas órdenes tenía cierta complejidad.

Para que los ordenadores dejaran de ser herramientas a manos de unas pocas personas fueron decisivas las interfaces. Es decir, los botones, las carpetas, los menús… antes los usábamos con el ratón y ahora, normalmente, con los dedos pero, en el fondo, han cambiado muy poco durante los últimos años. Es decir, hasta que han llegado los chatbots. Ahora sí que tenemos disponible una nueva manera de darles órdenes a nuestros ordenadores y es posible que estemos a las puertas de un gran salto tecnológico.

Piensa cuánto te cuesta ahora comprar entradas para el cine

Tienes que entrar en la página web, elegir sala, película y horario y pagar metiendo los datos de tu tarjeta de crédito.

Podría ser más sencillo. Podrías abrir tu Telegram o tu WhatsApp y decir “quiero ir al cine”. El dispositivo te presentaría las opciones más cercanas gracias a la geolocalización y a tus preferencias habituales a la hora de escoger sala. Verías en pantalla las películas, dirías cuál prefieres y el teléfono te preguntaría si te va bien sentarte en un determinado asiento. Seguramente acertaría porque conocería tus gustos y bastaría con que dijeras sí.

Esa es la revolución que nos viene. Y es lógico.

Al fin y al cabo, ¿qué es más natural que hablar y escuchar?

De viva voz. Así es como la mayoría de las personas comunicamos nuestros deseos, peticiones y protestas. Si hemos desarrollado otras formas de comunicarnos con los ordenadores es porque no tenían la capacidad de procesar la voz. Se han hecho muchos intentos en ese sentido -de ahí el chiste de Friends-, pero no ha sido posible. Hasta ahora.

¿Qué ha cambiado?

Se han hecho avances espectaculares en muchos ámbitos. En primer lugar, la inteligencia artificial dejó de ser ciencia ficción hace mucho para convertirse en una herramienta habitual de muchos ámbitos científicos y técnicos. ¡Ya han pasado más de 20 años desde que una computadora jugó mejor que los mejores ajedrecistas del mundo! Además, han aparecido servicios de mensajería instantánea como WhatsApp y Telegram, que nos mantienen identificados y geolocalizados. Y a los que damos mucha información porque los usamos constantemente.

Google, Apple y Amazon

Los tres gigantes tecnológicos han decidido apostar por los chatbots. Normalmente, suele bastar con que uno tome una decisión estratégica para afectar a los usos de toda una generación con que imagina lo que ocurre cuando los tres siguen el mismo camino.

Por supuesto, serán el mercado y la tecnología quienes tengan la última palabra pero ya están aquí Google Now, Siri y Amazon Echo, los chatbots de los actores más importantes del sector tecnológico.

Hay más

En los servicios de mensajería instantánea también han empezado a aparecer los primeros chatbots o ayudantes. Y cada vez los veremos más. Un buen ejemplo es el que ha creado el emprendedor Eduardo Manchon. Le cuentas al programa lo que te interesa (una noticia, el tiempo, información del tráfico…) y cada vez que hay información relevante al respecto recibes una notificación push up.

Según Manchón, el cambio a los chatbots es como pasar de la Era Jurásica a la Moderna. Una verdadera revolución, aunque hay quien crea lo contrario. Por supuesto, la suya es solo una opinión, pero una opinión relevante, ya que hablamos de una de las personas que creó Panoramio, la aplicación que une Google Earth y Google Maps para ofrecer fotos geolocalizadas de todo el mundo y que Google compró por 6 millones de euros.

¿Tendrá razón? ¿Habrá empezado ya la revolución que acabará con Google tal y como lo conocemos?

¿Y en euskara?

De momento, el euskara es un terreno casi desconocido para los chatbots. Siri, Amazon Echo y Google Now se han desarrollado en inglés y, aparte de su lengua materna, están empezando a hablar en castellano y francés, pero es poco probable que hablen idiomas minorizados en el corto-medio plazo.

“Quiero hacer una transferencia. 60 euros para Aitor”

Puede que en el futuro sea así como hagamos transferencias de dinero. ¡Quién sabe! La verdad es que en LABORAL Kutxa seguimos muy de cerca todos estos avances tecnológicos y que nunca dejamos de mejorar nuestros servicios. Este año, estamos actualizando nuestra aplicación para móviles y seguimos en plena transformación de nuestra Banca Online.

La estrategia para los próximos años pasa por una palabra clave: omnicanalidad. Queremos ofrecer nuestros servicios en el canal que cada persona elija. En oficina, por teléfono, en el ordenador o en cualquier dispositivo móvil, con la misma calidad de servicio. En ese sentido, cuando los chatbots mejoren lo suficiente los incorporaremos de forma que sean útiles a nuestra clientela. La verdad es que el futuro nos hace ilusión.

Este texto se publicó por primera vez en el blog sobre euskara y tecnología Sarean.

Deja un comentario


Suscríbete

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación y mostrar anuncios. Si sigues navegando por la web consideramos que aceptas su uso.
Más información en nuestra Política de Cookies.