Estás usando un navegador obsoleto

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

logo-up logo-up-mobile
Acceso Banca online

¿Qué cuota de la Seguridad Social me conviene pagar si trabajo por mi cuenta?

¿Qué cuota de la Seguridad Social me conviene pagar si trabajo por mi cuenta?

Si eres trabajador o trabajadora autónoma, lo más probable es que ya te hayas hecho esta pregunta alguna vez. Si lo has hecho y no has encontrado respuesta, esperamos que sigas leyendo y que aclaremos algunas de las dudas que puedas tener. Ya sabes que en LABORAL Kutxa estamos para ayudar y que, si lo necesitas, tienes a tu gestora o gestor particular dispuesto a asesorarte y a aconsejarte en lo que necesites.

¿Qué es lo primero que tengo que saber?

Si eres menor de 47 años, lo más probable es que estés cotizando por la base mínima, que es lo que hace el 93% de las personas que trabajan por cuenta propia en esa franja edad. Eso significa, que en 2016, habrás estado pagando alrededor de 275 euros al mes, salvo que cuentes con alguna bonificación.

¿Cómo se calcula ese dinero?

Las cantidades a ingresar a la Seguridad Social o cuotas se calculan aplicando el tipo a la base de cotización. Sería la cantidad mensual que recibimos en cantidad bruta. El “sueldo” por decirlo de alguna manera. En otros países, lo que se paga a la Seguridad Social depende de la cantidad que ingresemos cada mes, pero en el Estado español existen unas cuotas fijas. Por tanto, podemos elegir pagar la mínima, a pesar de estar ingresando más o menos dinero.

Entonces, ¿no me interesa pagar siempre esa cuota?

El problema es que el dinero que percibimos en caso de que cese nuestra actividad -si es que tenemos derecho a ello según el Régimen General de Trabajadores Autónomos-, lo que cobramos en caso de baja por enfermedad o, más importante, lo que cobraríamos en caso de jubilación, depende de esa cotización mensual. Cuanto más paguemos al mes, más cobraremos en esos supuestos. Y al revés, claro.

¿Pagan las personas que trabajan por cuenta propia más que el resto a la Seguridad Social?

No es tanto que se pague más, sino que, cuando una persona trabaja para una empresa, el esfuerzo se divide entre la persona trabajadora, que pone parte de su sueldo bruto, y la empresa, que paga una cuota a la Seguridad Social por emplear a esa persona. Como las personas que trabajan por cuenta propia son, digamos, dueñas de su empresa, tienen que afrontar ese gasto sin compartirlo con nadie más, lo que supone que si un asalariado cobra 1.800 euros paga 113 a la Seguridad Social mientras que un autónomo, por las mismas prestaciones, paga 547 euros. Es la misma razón por la que, estando de baja, una trabajadora o un trabajador autónomo puede cobrar una prestación – el 60% de su base de cotización a partir del cuarto día y el 75% a partir del 21-, pero no puede dejar de pagar su cuota mensual. Por lo que, a la hora de hacer cuentas, siempre tiene que afrontar ese gasto.

Entonces, ¿cuánto me conviene pagar?

Evidentemente, es una decisión muy personal que depende de cuánto podamos destinar a ese apartado en función de nuestros ingresos y nuestros gastos mensuales. La clave es la edad, es decir, los años que nos quedan para jubilarnos. A medida que se acerque esa fecha conviene que nos planteemos afrontar el esfuerzo financiero de cotizar por una base mayor. La recomendación general es que, tal y como está la legislación en España, 25 años antes de la edad de jubilación aumentamos la cuota que pagamos. Es decir, a partir de los 42 años.

¿Y si contrato un plan de pensiones privado?

En ese caso, por supuesto, lo lógico es seguir cotizando a la Seguridad Social, tal y como indica la ley, por una cuota baja y complementar esa cuota con una aportación a un plan de pensiones o una EPSV. El gobernador del Banco de España ya hizo esta recomendación, vista la manera en la que está envejeciendo la población española en un momento en el que también se reduce el gasto público. Si quieres saber más sobre este asunto no dejes de leer nuestras recomendaciones y, como te decíamos al principio, consulta con tu gestor o gestora de LABORAL Kutxa. Recuerda que respaldar a los autónomos y negocios ha sido prioritario para nosotros y que tenemos toda una serie de productos y servicios específicos para ese segmento.

Te esperamos.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


2 Comentarios:

    josemanuel quiñoy rúa (10 Noviembre, 2017 a las 10:11 am)

    Bueno días,

    Como las personas que trabajan por cuenta ajena son, digamos, dueñas de su empresa, tienen que afrontar ese gasto sin compartirlo con nadie más, lo que supone que si un asalariado cobra 1.800 eur

    error ¿no?

    Responder

      LaboralKutxa (10 Noviembre, 2017 a las 11:57 am)

      Hola José Manuel

      Sí, ya lo hemos corregido, gracias por verlo.

      Un saludo.

      Responder
Suscríbete

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, mostrar publicidad, así como anuncios basados en tus intereses. Si sigues navegando por las web consideramos que aceptas su uso.
Más información en nuestra Política de Cookies.