logo-up logo-up-mobile
Acceso Banca online

«Si la película tiene que tomar otro rumbo, lo decidimos entre todos»

«Si la película tiene que tomar otro rumbo, lo decidimos entre todos»

Jon Garaño y Aitor Arregi, guionistas y codirectores de Handia y La trinchera infinita, en el podcast de LABORAL Kutxa

 

Para nuestro primer episodio del podcast de LABORAL Kutxa, hemos charlado con Jon Garaño (Astigarraga, 1974) y Aitor Arregi (Oñati, 1977), dos de los directores de La trinchera infinita, una película que ha sido preseleccionada para competir por en los Oscar de 2021 y que tiene la peculiaridad de estar dirigida por tres personas, un caso inédito en el mundo del cine del que hemos querido saber más.

Escucha y suscríbete a nuestro podcast  en Apple Podcasts, Google Podcasts, Spotify o en tu plataforma de podcast favorita. En este post encontrarás una transcripción de este episodio, editado para su legibilidad.

 

IRATI JIMENEZ (LABORAL Kutxa). Los últimos 15 años, nuestros invitados, Aitor Arregi y Jon Garaño han escrito tres películas y han dirigido dos. Aunque sería más preciso decir que codirigieron una y tridirigieron otra, junto a Jose Mari Goenaga, el tercer hombre de una compañía de producción con nombre de genio criminal y una fórmula de trabajo colaborativa inédita en su profesión. Un jueves por la mañana, nos sentamos en extremos opuestos de una mesa, en las oficinas de Moriarti. 21 años después de que su interés por las películas les llevara a la Escuela de cine Sarobe. Urnieta, 1999.

 

AITOR ARREGI. Es importante para mí buscar ese equilibrio entre que te importe todo y a la vez también sentirte en paz. saber que no estás salvando el mundo.

 

JON GARAÑO. Pero cuando estás en ello sí que crees que estás salvando el mundo. En teoría sí es así, pero cuando discutes estás discutiendo con toda la pasión y la fuerza. Por eso discutimos con la fuerza y la efusividad con la que discutimos.

 

AITOR. Me acuerdo a mí que me llamó Xabier Berzosa, el productor, de producciones, de cortometrajes, me reclutaron de alguna manera porque querían… el plan era hacer un cortometraje basado en el guión de uno mismo, y los demás colaboraban en otros puestos y entonces eso iba rodando, donde yo era el director en un corto, en el siguiente era ayudante de dirección o  script o productor o lo que sea y ese espíritu asociativo-colaborativo yo creo que surge entre el 99 y el 2000, que es cuando empezamos a hacer los cortometrajes de Moriarti.

 

JON. Sí, y paradójicamente al principio sí que dirigía uno, uno tenía la idea y otro se ocupaba de dirigir. Pero ya cuando empezamos a dirigir proyectos más importantes, algunos documentales para la televisión y sobre todo el documental Lucio en el año 2007, desde entonces, empezamos ya a colaborar en lo que es la codirección, entonces esta fórmula la hemos mantenido desde entonces. Estaba ya el espíritu colaborativo. Es verdad que los primeros documentales para la tele los codirigimos pero sobre todo cuando nos ponemos ante proyectos más ambicioso sí que consideramos que es más importante para nosotros codirigir. Empezamos con Lucio y luego ya… hasta La trinchera infinita era una codirección entre 2 y en La trinchera decidimos ser 3. Lo cual es completamente anormal.

 

IRATI (LK). En 2010, 2 mujeres, mayores de 70 años, que no esperaban enamorarse, enamoraron al público y a la crítica con 80 egunean, un largometraje premiado en los Festivales de Donosti, Hamburgo, Nantes y Amsterdam escrito y dirigido por Jon Garaño y José Mari Goenaga que repitieron como codirectores cuatro años después en Loreak, una historia de tres mujeres unidas por el d uelo con guión de Garaño, Goenaga y Arregi que marcó un hito para el cine en euskera al competir en los Goya como Mejor Película. Les preguntamos cómo se comparte una autoría que suele afrontarse en solitario

 

JON: El proceso es clave. Hay que tomar decisiones, grandes y pequeñas. En el rodaje hay muchas decisiones que tomar y muchas cosas pequeñas importantes para que avance. Dudas que puede tener el director de arte, el de fotografía. Entonces, trabajamos mucho la preproducción, pensando en cómo va a ser la película, el tono, es un proceso. Decir qué tipo de película, cómo contar, una vez que está el guión escrito. Va en paralelo, pero una vez que está acabado, decimos, queremos que sea luminosa, queremos que sea fría, no sé, lo que sea. Un poco sí que se establecen los cimientos de la película. En todos los aspectos. Desde dar directrices a actores, a generar un story board, de alguna manera eso es como la Biblia. Hay un esto colaborativo, digamos, pero nos repartimos tareas, uno de los directores está con el equipo técnico, y luego lo que es en la edición y la posproducción nos volvemos a juntar, y ahí es donde hay más discusiones y debates hay porque ya hay un material filmado o grabado.

 

IRATI (LK). Cada actor sabe a quién preguntar…

 

AITOR. Si estamos Jon y yo igual eso está más claro pero si estamos… yo tampoco soy muy consciente pero por lo que oigo, tiendes más a no… a mezclar un poquito más, es también un poco en base a cómo es cada uno. Pero es verdad que si cogemos Handia, sí se decidió que Jon está más con la labor de equipo técnico, yo estoy más con los actores, pero constantemente Jon opina sobre esto y yo opino sobre lo otro. Quiero decir que no hay una frontera inamovible en la que no puedes saltar al otro lado, ni mucho menos.

 

JON: no es que te desentiendas, simplemente estás en un segundo plano.

 

IRATI (LK). Para sacar adelante un proyecto de forma colaborativa es imprescindible compartir con nuestros compañeros una visión general sobre la que podamos trabajar. Si se trata de una película, el trabajo previo al rodaje es fundamental.

 

JON: Discutimos muchísimo y nos enfadamos, y todo eso es verdad. Pero también es verdad que compartimos una visión. Tenemos claro cuál es la película que queremos hacer y cómo la queremos hacer.

 

IRATI (LK). Las discusiones son sobre cómo llegar a esa película.

 

JON. Puede ser por cualquier cosa, pero digamos que lo realmente importante, es lo que decíamos un poco. Puedes llegar a lo que se decidió en la preproducción y decir “mira, esto es lo que queríamos hacer”. Cuando decimos que la película va a ser así, va a ser así o estamos de acuerdo para cambiarlo, pero lo decidimos entre todos. Si decidimos que tiene que tomar otro rumbo, lo decidimos entre todos. Una vez dijo José Mari, que estamos de acuerdo en el 90% y discutíamos por el 10%, pero en ese 10% que igual son tonterías pero en ese 10% te va la vida en un momento.

 

JON. Normalmente la idea la tiene uno, lógicamente, pero sí que es importante que esa idea la compartamos todos. Tenemos que estar de acuerdo que es una película que queremos hacer. Esa persona que ha tenido la idea va a estar involucrada en el proyecto. Hasta ahora siempre ha sido así y es lo lógico. De hecho, quien tiene la idea escribe el tratamiento, que es como un guión sin diálogos y luego también la primera versión del guión, segunda, tercera persona dependiendo también del proyecto. Pero siempre estamos todos en la decisión de…lo que es el proceso. A pesar de que todo nazca obviamente de una persona. Nosotros sentimos nuestras películas, nuestros proyectos como algo común de todos, por mucho que haya surgido de la cabeza de uno. Ese alguien ha tenido la idea, está muy bien pero luego todos aportamos y todos la sentimos nuestra. Entonces, yo creo que ahí está un poco. El que sean proyectos de grupo. Y todos aportamos y todos las sentimos nuestras. Yo creo que ahí está un poco la clave. El que sean proyectos de grupo.

 

IRATI (LK). Cuatro años después de Loreak, Moriarti estrenó en el Zinemaldia, Handia, un largometraje de ficción sobre la figura histórica del gigante de Altzo, que obtuvo el Premio Especial del Jurado en el Festival y consiguió 10 de los 13 Goyas para los que estuvo nominada, aunque se quedó, de nuevo, sin el de Mejor Película, que llegó con la siguiente y de momento última producción de Moriarti, La trinchera infinita, un viaje al interior del miedo con guión y dirección no de dos, sino por primera vez de los tres Moriartis.

 

JON. En nuestro caso a la gente le llama la atención de ser 2 a 3. Pero la primera sorpresa fue para mucha gente que de alguna forma, la gente pensaba que había cambiado de codirector. Fue mi caso con Loreak y 80 egunean. Como firmas… cuando vino Handia, después de que Loreak funcionase muy bien, pensaban que…se les hacía muy raro. Mucha gente lo que hace es dar el salto a dirigir en solitario y en mi caso era dirigir con el guionista de las películas anteriores. Y luego el salto a dirigir los 3 juntos. Pero es parte de nuestra forma de trabajar, que ha sido siempre muy colaborativa.

 

AITOR. Algunos les notas com  o que les molesta casi. Jo, pero es que… Incluso para hacer entrevistas. Es que para nosotros es más complicado… bueno, es que no voy a estar mirándote a ti. Será un poco lo que queramos y valoremos nosotros en cada proyecto.

 

JON. Ahí sí que nos planteamos alguna vez si deberíamos firmar como Moriarti porque la gente nos conoce casi más como los de la trinchera, los de Loreak, los vascos fuera de aquí. Aquí nos conocen como los Moriarti, ¿no?

 

IRATI (LK): Los Moriarti es muy bonito, realmente.

 

JON. Es nuestro nombre, realmente, pero como también es el nombre de la productora…

 

IRATI (LK). Cuando Handia recibió el Goya al Mejor Guión además de Jon Garaño, a quien escuchábamos, subieron al escenario las otras tre s personas que firmaban el guión: Aitor Arregi, Jose Mari Goenaga y Andoni de Carlos. No es difícil encontrar equipos de guionistas formados por tanta gente, lo difícil quizá es contestar a la pregunta: ¿quién es el autor de una película? ¿Hay uno o varios? Durante décadas las películas de Hollywood eran identificadas por el estudio o el productor, pero hoy día solemos identificar a la película por su director, algo que facilita la labor de los periodistas pero que también tiene que ver con los propios directores.

 

AITOR. Pero no solo es culpa de los periodistas y los directores. Hay un ego, de muchos directores… hay muchos que no lo ocultan. De hecho, tú como espectador también buscas una marca y estás buscando una película de alguien con una mirada con la que conectas. Pero es verdad que, los tres, incluso, los directores, la mayoría, que están solos oficialmente firmando, te das cuenta cuando hablas con gente que ha trabajado en otros rodajes que muchas veces tienen alguien que hace de frontón, alguien de confianza que les dice que no vayan por ahí, que puede ser un productor, una guionista, no sé, y no lo firman, pero es casi como una especie de director o directora en la sombra. Los Cohen lo han oficializado desde siempre… pero sí notas que siempre…me viene a la cabeza Sorogoyen-Isabel Peña notas que hay una impronta muy grande autora en sus obras, no sé qué porcentaje ni me interesa, pero en esencia esto es muy colaborativo. Has comentado director de fotografía… Además, es más divertido, para mí es más divertido y tienes menos presión. 22.07

 

JON. Para mí, estando de acuerdo, también estoy en desacuerdo. Para mí el resultado final de una película sí que es el resultado de alguien que tiene una visión de principio a fin de toda la película, lo cual no quiere decir que la autoría única es del director. Pero obviamente, es el responsable. Si una película queda mal, la culpa es, en nuestro modelo de hacer películas, no estoy hablando de Hollywood donde los productores meten mucho la pata, o al revés, pero aquí el responsable es el director. Lo cual no quiere decir que dentro de una película hay muchos autores porque Javier Agirrerauso es un autor, un sonidista es autor, etc, etc.

 

IRATI (LK). Para cooperar tenemos que compartir muchas cosas: Un proyecto, una visión, una estrategia, unos objetivos. Pero quizá ninguna tan importante como la capacidad para solucionar los conflictos cuando surgen, una parte del proceso que requiere empatía y asertividad, y que funciona en la medida en la que sabemos evaluar nuestro trabajo y trabajamos tanto para escuchar las críticas de los demás como para trasladar las nuestras de la mejor manera posible.

 

AITOR. Creo mucho en la fuerza de las palabras. Cómo lo dices y a quién se lo dices. Es complicado tanto decirlo como recibirlo. En ese sentido yo creo que por un lado es inevitable que en algún momento de algún debate haya cierta toxicidad, pero es verdad que haces un callo y vas notando que vas adquiriendo experiencia y vas viendo que esta discusión y entiendes que lo pasas, lo superas y que es por el bien de la película y que es por el bien de ti no estar encallado en eso y bueno, vas haciendo el callo y vas viendo que la película es mejor con esas discusiones. Muchas veces parece que no avanzas pero estás avanzando. Te dices, jo es que no avanzamos, pero es que si esa veta estaba abierta, es mejor cerrarla, porque eso hace que la película… que se consolide. Y ahí surge una energía que hace que… las líneas rojas, como todo ser humano tienes que saber dónde están y luego tomártelo muy muy en serio, pero a la vez que es trabajo, que no vas a ir…

 

JON. La verdad es que el tema de la discusión y del debate en Moriarti es esencial. Si no, no podría funcionar. Pero también es duro. Porque tienes que escuchar muchas veces que lo que planteas no funciona o que lo que creías que era una idea maravillosa no lo es. Y eso, si lo vas escuchando. Compartimos más tiempo entre nosotros que con nuestras familias. Llevamos 20 años estando muchísimas horas juntos, en situaciones de mucho estrés, también de mucha celebración, entonces somos como una especie de familia y la clave es conocernos y que todos queremos lo mejor para la película. Que hemos aprendido que no es tan importante tú o tu ego sino la película.

 

IRATI (LK). Si se hace con éxito, el trabajo en cooperación permite sumar la capacidad, la inteligencia y las virtudes de muchas personas. Para eso, nos dicen nuestros invitados es importante conocerse bien. Adaptarse los unos a los otros. Y saber que todo es importante pero no todo es igual de importante.

 

JON. Para mí lo importante es saber diferenciar lo importante y vital de lo que es vital porque al final todo es importante. Lo que va a condicionar la película. Esa diferenciación es para mí la clave de todo. Si tienes una idea clara de las cosas tienes que luchar hasta el final. Pues si tienes una idea luego igual te convencen tus socios. Cuando hay dos personas super convencidas de algo también eso te replantea tu postura, la debilita. Eso en Moriarti, es una constante.

 

IRATI (LK). Y darte cuenta de que si las pierdes es por algo. Y a veces las pierdes con sentido. Es decir, dices, joe tenían razón. Otras veces sigues creyendo que aquella batalla que perdiste no la tenías que haber perdido y que en la película ahí quedará, pero también te das cuenta de que para mucha gente no es importante, ¿no?  es un detalle. Medir qué es lo realmente importante y vital y … es muy importante a la hora de afrontar el trabajo. Tener claro que en esto puedo delegar. Y también saber que en algunas cosas Aitor es mejor que yo y José Mari es mejor que yo y entonces, bueno, le doy más credibilidad a lo que dicen.

 

IRATI (LK). Elegir compañeros de confianza. Compartir una visión. Trabajar cada detalle. Aportar, dejar aportar, hacer autocrítica, apartar el ego. Liderar. Delegar. Conocerse. Las capacidades que Aitor y Jon han mencionado valen para cualquier trabajo cooperativo. También lo que nos cuentan sobre la última parte del proceso: enseñar la película a personas  de confianza pero ajenas al proyecto, para que la evalúen y les ayuden a verla desde fuera.

 

JON. Primero al círculo de confianza y también a un grupo de gente que no tiene nada que ver con nosotros. Además, tratamos de juntar gente de distintos tipos. [AITOR, interrumpe] Y para nosotros es muy importante saber cómo pues igual no le gusta Tarkovski y le gusta Spielberg y el que le gusta Spielberg no le gusta Tarkovski, aunque le pueden gustar los dos, entonces tratamos de buscar al que le gusta Spielberg y al que le gusta Tarkovski. Entonces dices, bueno, pues al que le gusta Tarkovski le ha gustado la peli por tal o por cual y eso para nosotros, esas fórmulas nos funcionan para entender un poco qué es lo que tenemos. Y de hecho lo solemos hacer dos o tres veces.

 

AITOR. Es que ahí es fundamental, fundamental, incluso  ves puntos de unión. Ves que de nueve, cinco han dicho que no entienden el final. O que es incomodo este momento. O que este personaje es antipático. Y ahí ves un patrón. Y te sorprendes. Muchas veces te sorprendes. Y muchas veces te reafirmas. A veces te sorprendes: esto que parecía tan claro veo que no y para mí esto que parecía tan claro veo que no. Y para mi una de las cosas tan… qué recomendarías… y te sientes un poco chocholo porque cosas de las que más seguro puedo estar es cuando haces un trabajo, no lo publiques. Enséñale a gente crítica porque ahí te llevas. Y date un tiempo para remontar. 

 

 

IRATI (LK). El rodaje de una película suele durar semanas, pero lleva años completar todo el proceso, desde la escritura del primer tratamiento hasta finalizar las labores de posproducción, que pueden alargarse prácticamente todo lo que quieran los autores. Por eso les preguntamos, cuándo o cómo saben que una película está terminada.

 

AITOR. Vas notando yo creo. Esta peli está a punto de caramelo o no está. Me acuerdo que el año de Loreak, que se grabó en 2013 la película, se grabó en mayo, acabó en mayo, y dices, puede ser razonable presentarlo a Donosti dentro de 3 meses para ver si llega al festival de Donosti. Por qué no. Las sensaciones eran buenas, además. Yo me acuerdo que sí había un corte pero dices, no, esto puede ser mucho mejor y hay que esperar.

 

JON. Es que en esos pequeños cambios que se hacen al final, yo creo que es donde las películas suben escalones muy importantes, ¿no?

 

IRATI (LK). En el cine no es extraño encontrar casos de direcciones compartidas entre dos personas que, a menudo, suelen ser hermanas o hermanos, como los Cohen, las Warchosky o los Lumiere. Pero resulta casi imposible encontrar direcciones compartidas entre tres, como la de La trinchera infinita. En Moriarti no descartan que les haya influido pertenecer a un entorno social cooperativo. Un adjetivo que se repite cuando hablan del sistema audiovisual vasco.

 

JON. Parece que hay el mismo productor detrás cuando hay gente diferente. Hay buena relación. Nosotros venimos de la generación, Joxean Fernandez decía que había 3 generaciones de cineastas clásicos: Pedro Olea, Uribe, Armendariz, el nuevo cine vasco luego, Bajo ulloa, Alex de la Iglesia y luego la generación Kimuak. Que es también una cosa en grupo y que muchas veces nos hemos presentado juntos. Y después de esta generación Kimuak, sigue viva pero hay como una nueva generación que están haciendo otro tipo de cine. Muchas cineastas, por cierto, que hasta ahora no había habido tantas, sí en el cine pero no en la dirección, en todos los oficios, no tantas en dirección y ahora bastantes directoras, haciendo un cine de no-ficción, un cine diferente. Es lo que decía Aitor, que el cine vasco no se puede etiquetar como algo uniforme. Hay algo como Errementari, de cine fantástico en euskera

 

AITOR. Claro, es que, que le vaya bien a Errementari nos va bien a nosotros. Es que el espíritu, sinceramente, pienso, siempre puede haber alguien que no piense así, pero sí hay un espíritu sano en el sentido de construir de manera colectiva, que Ondar Ahoak le haya ido bien es bueno para el audiovisual en euskera, sin ninguna duda, hay sinceridad, y notas que bueno, pues nosotros ponemos unos mugarris, unos mojones y otros ponen otros, y ayuda. Sinceramente creo que ayuda. Está bien que haya otra persona que haga otra cosa totalmente distinta a la que hemos hecho nosotros. Por ejemplo, Imanol Gallo acaba de estrenar Hil Kanpaiak, que yo creo que es inaudita, un thriller en euskera, muy bueno para el abanico.

 

JON. Lo cual tampoco quiere decir que no haya competencia. Si luego competimos en el Zinemaldia por llevarnos el premio Irizar queremos ganarlo nosotros (risas)

 

IRATI (LK). El paso del tiempo. La fragilidad de la memoria, cómo construimos los recuerdos, la dificultad para comunicarnos con las personas que tenemos cerca, la soledad como resultado de nuestra propia incapacidad para conectar con otras personas. Los cuatro largometrajes de Moriarti hasta la fecha cuentan historias muy distintas, pero se pueden buscar vínculos temáticos, aunque sus autores no los han buscado conscientemente.

 

JON. Normalmente lo que haces es quieres contar…Entonces me imagino que eso es lo que teníamos nosotros dentro.

 

AITOR. Sí, estoy de acuerdo. Las cabezas son las mismas. Las obsesiones también. Son películas un tanto melancólicas. Lo melancólico también suele ser cinematográfico. No sé si melancólico. La soledad trae vulnerabilidad y ahí crees que conectas con el espectador. Desde la vulnerabilidad ves cosas… a mí me ha pasado esto… también es lo que te ha gustado como espectador. Hacemos un top ten. Siempre gana una peli. Un top ten de películas estrenadas este año. En películas y plataformas. Trofeos que tenemos que entregar a distintos directores. A Clint Eastwood, a Sofía Coppola, a Tarantino…

 

IRATI (LK). Los Moriartis. Moriarti de Oro. De Plata.

 

JON. El otro es el Amigo Saria. Es a alguien con quien tenemos una relación especial que no haya trabajado directamente pero que nos ha acompañado.

 

AITOR. Llevamos 17

 

JON. Les llamamos por teléfono… que les hemos premiado.

 

IRATI (LK). Llamáis a Clint Eastwood…

 

AITOR. Qué coño es esto, nos imaginamos…qué coño es esto del premio Moriarti.

 

JON. Este año cumplimos 20 años como Moriarti Produkzioak. A pesar de que nos conocimos en el 99…

 

IRATI (LK). En un mundo en el que las películas se consideran obra del director, el sistema colaborativo de dos e incluso tres directores de Moriarti ha conseguido resultados admirables. Intimistas en apariencia, con una enorme capacidad emocional, sus películas consiguen universalizar lo que cuentan para expresar lo particular con un aliento mitológico que las hace significativas y profundamente poderosas. No sabemos cómo firmarán la próxima: nos dicen que dependerá de las características del proyecto. Sea lo que sea, sabemos que la habrán pensado y hecho de la mejor manera posible, remando todos en la misma dirección. Sumando talento. Cooperando. Entre amigos, en buena compañía.

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Información básica sobre protección de datos
Responsable
Caja Laboral Popular Coop. de Crédito protecciondatos@laboralkutxa.com
Finalidad
Envío de información periódica sobre publicaciones en el blog
Legitimación
Consentimiento (al pulsar "suscríbete")
Destinatario
Para el envío de la newsletter utilizamos un servicio para la gestión automatizada de nuestras comunicaciones por correo electrónico (MailChimp) proporcionado por una compañía estadounidense adherida al Acuerdo "Privacy Shield" entre EEUU y la UE. Puedes consultar su Política de Privacidad aquí.
Derechos
Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.laboralkutxa.com

 

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Suscríbete

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Información básica sobre protección de datos
Responsable
Caja Laboral Popular Coop. de Crédito protecciondatos@laboralkutxa.com
Finalidad
Envío de información periódica sobre publicaciones en el blog
Legitimación
Consentimiento (al pulsar "suscríbete")
Destinatario
Para el envío de la newsletter utilizamos un servicio para la gestión automatizada de nuestras comunicaciones por correo electrónico (MailChimp) proporcionado por una compañía estadounidense adherida al Acuerdo "Privacy Shield" entre EEUU y la UE. Puedes consultar su Política de Privacidad aquí.
Derechos
Acceder, rectificar y suprimir los datos, así como otros derechos, como se explica en la información adicional
Información adicional
Puedes consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en nuestra página web: www.laboralkutxa.com