Las expectativas económicas de las empresas vascas siguen en descenso de cara al último trimestre del año

Las expectativas económicas de las empresas vascas siguen en descenso de cara al último trimestre del año

4 min.

Las expectativas económicas de las empresas vascas siguen en descenso de cara al último trimestre del año

El Índice de Confianza Empresarial en Euskadi ha disminuido hasta alcanzar los 42 puntos, lo que quiere decir que se sitúa en zona de contracción. Es necesario recalcar que este dato es muy inferior al obtenido en las previsiones de cara al tercer trimestre donde, a pesar del descenso, se situaba por encima de los 50 puntos. Las empresas vascas continúan mostrando una mayor negatividad que en otros ámbitos geográficos de interés como España o la propia Zona Euro donde se sitúa en 50,5 y 48,9, respectivamente. Estas cifras indican que Euskadi mantiene una visión muy pesimista respecto a la evolución de la economía de cara al último trimestre del año, según recoge la encuesta realizada a 400 empresas de la Comunidad Autónoma Vasca por el Departamento de Estudios de LABORAL Kutxa.

Entorno económico y expectativas empresariales

La disminución de la confianza por parte de las empresas vascas se muestra en el primer indicador que siempre mencionamos en la encuesta que hace referencia al entorno económico y las expectativas empresariales. Este pesimismo lo vemos reflejado en ese 64,6% de las organizaciones que no se muestra optimista ante una posible mejora de los datos.

Evolución de la facturación y los pedidos

Otro de los parámetros a destacar a la hora de valorar la confianza empresarial, son las expectativas de facturación. En este caso, las empresas prevén un empeoramiento de este dato en comparación con el último trimestre. Sólo un 15,7% de las empresas encuestadas vaticinan que la facturación mejorará, mientras que casi el 58% estima que será similar.

Al hilo del anterior indicador, tenemos la actividad, cuyas previsiones son similares. Únicamente el 7,5% de las empresas considera que esta se incrementará, frente al dato del 21,4% que teníamos de cara al tercer trimestre. Frente a este dato, encontramos que el 34,3% espera que empeore y algo más del 58% consideran que la actividad se mantendrá sin apenas variaciones.

Estos dos indicadores están estrechamente relacionados con las expectativas del volumen de ventas y la evolución de los precios. En ese sentido, los resultados de la encuesta nos dirigen a un continuo empeoramiento de los pedidos y una subida en los precios, algo que ya veníamos el trimestre anterior. El 12,2% de las empresas encuestadas considera que el volumen de pedidos se va a incrementar y más de un 28% que empeorará, mientras que un 60% cree que se mantendrá estable. En cuanto a los precios, el 60,2% apuesta por que se mantengan inalterados durante los próximos meses, frente al 19,7% que considera que estos sigan subiendo.

 

Expectativas de rentabilidad

En cuanto a las expectativas de rentabilidad de las operaciones, la previsión continúa siendo negativa, ya que el 95,7% sigue considerando que será igual o inferior.

Ante una situación en la que se espera un cierto empeoramiento, el volumen de inversión ofrece un panorama aún más negativo que en el tercer trimestre. El 10,6% se muestra optimista (cifra 6 puntos por debajo del último dato) y considera que estas se incrementarán durante el tercer trimestre, en contraposición al 22,8% que cree que disminuirán. No obstante, el 66,5% de los encuestados aun piensa que se mantendrá.

 

Empleo en las empresas

Respecto al nivel de nuevas contrataciones, la opinión continúa siendo la misma que en periodos anteriores, donde el 81,1% es que el empleo se mantendrá. No obstante, un 5,9% de las empresas esperan incrementar su plantilla este trimestre, mientras que todavía el 13% se muestra pesimista en este aspecto.

 

Comportamiento de las exportaciones e iniciativas de I+D

Como siempre, además de los parámetros habituales de la encuesta de confianza empresarial, este informe aporta otros datos complementarios que nos ayudan a visualizar un nuevo escenario económico. El primero de ellos, hace relación a las exportaciones de las empresas en el último año. Aunque el 14% considera que estas han mejorado, todavía hay un 60% que sigue manteniendo sus ventas en el exterior. Sin embargo, todavía hay un 26% que se muestra pesimista y piensa que estas han empeorado.

La situación en lo que a las ventas destinadas a innovación o iniciativas de I+D se refiere, apenas a variado la situación respecto a informes anteriores. El 78,4% de los encuestados se sitúa en valores mínimos, entre un 0% y un 1%, frente al 5,6% que destina más de un 5%.

 

Plazo de cobro y financiación bancaria

Los resultados en el plazo de cobro a clientes, varían pero se mantienen en cifras similares a los del último trimestre. Para ocho de cada diez empresas este dato se ha mantenido igual a lo largo del último año, mientras un notorio 17,3% ha visto incrementado dicho plazo.

La mayor parte de las empresas encuestadas (79,5%) sigue opinando que el acceso a la financiación bancaria se ha mantenido igual durante el último año. El resto se reparten entre el 5,9% que considera que ha mejorado y el 14,6% que opina lo contrario.

 

Fondos Next Generation

Estos últimos meses hemos hablado mucho de los Fondos Next Generation que han tenido gran relevancia de cara a la regeneración del tejido industrial europeo. Por ese motivo, esta es la segunda encuesta en la que hemos incorporado dos preguntas adicionales relacionadas con este tema. Aunque ya el 74% de las empresas encuestadas conoce el plan, sólo el 16,8% ha logrado, por el momento, acceder a los fondos.

Puedes descargarte la información completa en este enlace.


¿Cuál es tu reacción?


Otras etiquetas relacionadas

Economía