Estás usando un navegador obsoleto

In order to deliver the greatest experience to our visitors we use cutting edge web development techniques that require a modern browser. To view this page please use Google Chrome, Mozilla Firefox or Internet Explorer 11 or greater

logo-up logo-up-mobile
Acceso Banca online

¿Qué ventajas tiene contratar un seguro de vida?

¿Qué ventajas tiene contratar un seguro de vida?

Hace pocas semanas, te explicamos lo básico sobre un seguro de vida: qué es, qué cubre, cómo se puede contratar. Hoy, queremos seguir hablándote de esta modalidad de seguro, esencial para garantizar tu tranquilidad. Al fin y al cabo, a nadie le gusta imaginar lo peor, pero cuando ocurre, a todo el mundo le gusta estar bien protegido. Por eso hoy contestamos a una pregunta tan importante como las anteriores, ¿qué ventajas tiene un seguro de vida?

La primera: seguridad económica

Cuando fallece una persona querida, está claro que nada puede ahorrarnos el trauma del duelo, pero un seguro de vida nos garantiza que esa pérdida no supone, además, una pérdida económica para los allegados. Por eso, las personas que con más frecuencia contratan este producto suelen ser las que buscan la estabilidad futura de su pareja y de sus hijos e hijas, normalmente porque aún están pagando la hipoteca o porque quieren asegurar que la pérdida de una de las fuentes de ingresos en la familia no signifique una merma significativa en su nivel de vida. Una razón importante para contratar un seguro, sin duda, pero no es la única porque también a las personas solteras o sin familia les conviene este tipo de producto.

Al fin y al cabo, una póliza de vida no solo sirve para dejar a quien nosotros decidamos un capital o ayuda económica con la que sobrellevar las dificultades. También cubre situaciones críticas como la invalidez, o el tratamiento de enfermedades graves en las que agradeceremos contar con un capital para poder hacer frente a gastos extra -como la adaptación de nuestra vivienda- o a la pérdida de parte de nuestros ingresos.

Los seguros de vida tienen, además, otras ventajas poco conocidas.

Capital cobrado de la póliza: libre de deudas y de impuestos

Para empezar, el capital que se obtiene al cobrar un seguro de vida tiene carácter inembargable. ¿Qué significa? Digamos que cuando heredamos lo recibimos todo: los bienes que tenía el fallecido, por supuesto, pero también sus deudas. Existe la posibilidad de no aceptar la herencia, o aceptarla “a beneficio de inventario”, es decir, sólo si el saldo de bienes y deudas es positivo. Pero los seguros de vida no responden por las deudas que el asegurado tuviera al fallecer. Por tanto, recibiremos el capital asegurado, aunque rechacemos las deudas del tomador del seguro.

Otra ventaja importante: si, como suele ser habitual, los beneficiarios son nuestros familiares directos, el capital que recibirán en caso de fallecimiento no está obligado a tributar en el impuesto de sucesiones y donaciones: está completamente exento. Así, podemos estar tranquilos de que el capital que hayamos contratado llegará a las personas que más queremos.

Pero, además, los seguros de vida también tienen ventajas para las personas aseguradas. Para empezar, complementan pagos de la Seguridad Social y tienen beneficios fiscales.

Ventajas para las personas que contratan el seguro

Para empezar, en caso de sufrir cualquiera de las contingencias que contratemos en la póliza, el capital asegurado servirá para complementar lo que recibamos de la Seguridad Social, que no suele ser suficiente para afrontar con solvencia las consecuencias del hecho. Esto se debe a que muchas personas cotizan menos de lo que debieran, pero también puede ocurrir si las consecuencias del accidente o la enfermedad son muy graves y suponen grandes gastos. Y, por supuesto, a una combinación de ambos factores.

Una de las grandes ventajas de los seguros de vida es que, a diferencia de otros productos, estas pólizas pueden ir cambiando a lo largo de nuestra vida para adaptarse a nuestra situación. Nuestro seguro puede ir ganando y perdiendo tanto coberturas como beneficiarios, en función de lo que necesitemos o decidamos en cada momento. No es necesario contratar una nueva póliza si queremos incluir a alguien nuevo como beneficiario o prescindir de una cobertura que ya no necesitemos.

¿Dudas? ¿Preguntas? Recuerda que en LABORAL Kutxa somos especialistas no solo en banca sino también en seguros gracias a un modelo único de atención y servicio. Por eso tenemos un amplio catálogo de productos y podemos asesorarte en todas las decisiones que tengas que tomar. Estamos en nuestra red de oficinas, en Telebanka, WhatsApp y redes sociales para atenderte.

Deja un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


Suscríbete

Subscríbete al newsletter

* Campo obligatorio

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu accesibilidad, personalizar, analizar tu navegación, mostrar publicidad, así como anuncios basados en tus intereses. Si sigues navegando por las web consideramos que aceptas su uso.
Más información en nuestra Política de Cookies.